Salvador Espada Hinojosa

Salvador Espada Hinojosa

Biografía

Nací en Málaga en 1973, por lo que tengo 40 años. Me inicié en el activismo en mi primer año en la universidad en Cádiz, en la acampada por el ¡0\’7% YA! Posteriormente me incorporé a la representación universitaria en mi Facultad de Ciencias del Mar, siendo elegido miembro de la Junta de Facultad y del Claustro de la universidad. En esos años desarrollamos una actividad política intensa, con reivindicación de mejora en el transporte al Campus del Río San Pedro, que nos valió a algunos el sufrir expedientes disciplinarios que contestamos con éxito gracias al apoyo social. En Málaga regenté el negocio familiar de pollos asados, mientras continuaba mi activismo en ecologismo y grupos de autoconsumo de productos ecológicos. Me impliqué en la defensa de una playa urbana natural, los Baños del Carmen de Málaga Ciudad, sobre la que escribí mi tesis de máster en gestión integrada de zonas costeras. Cuando acabé el máster me vine a Viena (Austria) por motivos de pareja. Aquí estudio un doctorado en biología en el cual investigo la simbiosis de bacterias productoras primarias con colonias microscópicas de profundidades marinas someras. En Austria he participado de la organización de la manifestación del 15 de octubre de 2011, y posteriormente en el nodo primero de juventud sin futuro, actualmente marea granate. Soy un obseso del mediawiki y de la formalidad normativa. Los procesos de participación me apasionan, e intento racionalizarlos, desde lo humano. Estoy disponible para trabajar

Motivación

Pienso que la comisión de garantías de los partidos políticos es un elemento determinante en la realidad organizativa de tales conglomerados humanos. La cultura de la participación en España ha sufrido grandes agresiones, especialmente durante la dictadura franquista, y la recuperación tras ella no ha sido plena. Se arrastra un sentimiento de pertenencia y una necesidad de guía que puede fácilmente desembocar en una práctica gregaria y acrítica. Y lo que es peor, puede consolidarse una cadena vertical de fidelidades que opere con lógicas propias al margen de análisis políticos y éticos expresos legitimados desde la base. Las tradiciones participativas emancipadoras aún así existen y se da una continuidad y una transmisión mayormente oral, vivencial, también de las mejores prácticas. He tenido el privilegio en distintas etapas de mi vida adulta de estar junto a personas que desarrollaban papeles de facilitación y que aportaban serenidad y constancia. Pienso que tales aportaciones son necesarias, digamos en masa, en el momento actual. Me preocupa además lo repetitivo de ciertos antipatrones de comportamiento. Hundimientos y tragedias que traumatizan y que son los mismos, una y otra vez, al menos para mí desde los foros sociales de la antiglobalización hasta el cisma de democracia real ya. El uso de las herramientas informáticas y la centralidad implícita en el atesoramiento de las contraseñas, por ejemplo, o los procedimientos sumarísimos tipo "baneo". Espero poder aportar

Vídeo

http://www.salvae.net/wiki/index.php?title=File:CiudadanoEspadaHinojosa.m4v