Javier García Fuentes

Javier García Fuentes

Biografía

Persona con Discapacidad, Movilidad Reducida y usuario de silla de ruedas. Afecto de poliomielitis desde los seis meses y medio de nacido. Activista reivindicativo desde siempre, en mi época de juventud protagonicé, junto con otros compañer@s un encierro, y huelga de hambre, en la Parroquia de San Acisclo (Córdoba), para denunciar el flagrante incumplimiento de la LISMI (Ley de Integración Social del minusválido). Aguantamos 21 días y contamos con la solidaridad de todo el barrio. En lo referente al compromiso de la Admón., mejor lo dejamos.
Después me surgió la necesidad de crear una familia y entré un una Entidad Financiera donde estuve trabajando hasta 2009, cuando la enfermedad me venció. Hoy estoy jubilado por enfermedad, pero con mucho tiempo libre para seguir luchando por los más desfavorecidos. Con el paso del tiempo me sigue indignado igual la tremenda injusticia que se comete con personas que no tienen ninguna culpa de su situación y que merecen todo el respeto y apoyo de nuestra sociedad.
En lo referente a mi formación académica, soy Diplomado en Ciencias Económicas y Licenciado en Administración y Dirección de Empresas. Formación que no me supuso ventaja alguna con respecto a la promoción profesional en mi Empresa, yo entré en la escala base y estuve hasta el final de mis días en la primera línea de choque. Eso si, al lado de la gente que es lo que de verdad importa y reconforta.

Motivación

La Discapacidad y la Dependencia se encuentra secuestrada, en manos de “mercenarios” y de "tecnócratas advenedizos", sin ningún tipo de empatía, que sólo se acercan ante el interés pecuniario, o crematístico, que les pueda suponer. La mayoría descolgados de otros menesteres, como si esto fuera un cajón de sature donde cabe todo.
A la Discapacidad hay que aproximarse con vocación de servicio y prestando la audiencia debida a los afectados de forma directa, participación “REAL”. La Asociaciones, Federaciones, Confederaciones….de Personas con Discapacidad sólo son instrumentos donde se perpetúan los mismos de siempre, acomodados y apoltronados, y se encuentran cautivas por las políticas de subvenciones mientras, los afectados, se encuentran "aparcados" en macro-residencias donde prima el concepto de rentabilidad por encima de las condiciones de estricta humanidad, las barreras arquitectónicas campan por sus respetos existiendo sobrada legislación que se incumple de forma reiterada y recurrente, a pesar de la Declaración Universal de los Derechos de las Personas con Discapacidad, en vigor en nuestro ordenamiento jurídico desde el año 2008, donde "expresamente" se nos reconoce como sujetos de derecho, la triste realidad es la existencia de una resistencia pasiva lo suficientemente importante como para que esto no se haga realidad.
Si consigo los apoyos suficientes, será un verdadero honor, y placer, defender y representar los intereses de mis correligionarios.

Vídeo

http://discriminacion-positiva.blogspot.com.es