Rafael Aguilera Gordillo

Rafael Aguilera Gordillo

Biografía

Mi nombre es Rafael Aguilera, tengo 29 años y soy abogado ejerciente desde hace más de tres. Estoy adscrito al turno de oficio y complemento el ejercicio de la abogacía con la actividad investigadora. Poseo el título de Máster en Derecho Penal por la Universidad de Sevilla y soy diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica del Colegio de Abogados de Córdoba. He publicado diversos artículos jurídicos, todos ellos pueden leerse internet a traves del siguiente link (www.ragabogado.eu). He colaborado con Transparencia Internacional España en el Proyecto: "Hacia un decálogo de transparencia para las entidades financieras. y actualmente me encuentro inmerso en un trabajo de investigación relativo a la responsabilidad penal de las personas jurídicas (empresas) y la función de la regulación administrativa en la elaboración de los Compliance Programs como elementos que coadyuvan a definir o delimitar obligaciones en el seno de entidades mercantiles. En resumen, trata de la necesidad de que los poderes públicos pongan coto mediante políticas de autorregulación regulada al proceso de desregulación (que se está produciendo en favor de las grandes multinacionales por la gran presión ejercida por los Lobbies), cómo las administraciones debena fijar obligaciones a estas grandes corporaciones crear órganos de control efectivos de cumplimiento de la normativa. Todas ello tienen una evidente relevancia a la hora de atribuir responsabilidades penales, civiles y administrativas.

Motivación

Desde muy joven he sido consciente de la importancia de la política como instrumento de mejora de la calidad de vida de las personas y he procurado mantener una actitud crítica antes medidas o políticas que he considerado injustas (como ejemplo, adjunto link a un artículo que escribí con 19 años, titulado “Irak y las protestas contra Bush”: http://elpais.com/diario/2004/09/02/opinion/1094076005_850215.html). Mi motivación esencial es el “asco moral” (concepto adquiere cada vez mayor relevancia y que proviene de la ética y filosofía) que me producen las cuestiones relacionadas con la corrupción. Esta tipología delictiva (prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, delitos económicos, etc.) cuyos hechos son cometidos en el seno de corporaciones municipales, autonómicas, entidades públicas empresariales y grandes empresas presentan grandes obstáculos para dilucidar responsabilidades. Ejemplo de estas dificultades (que hay que combatir mediante reformas legales) pueden ser los costes de emprender una batalla judicial, el problema de la legitimación activa, los riesgos de impunidad de los directivos ante la falta de una acusación que emplee todos los medios materiales para investigar y solicitar diligencias de investigación, etc. Con sustento en lo expuesto os pido vuestro apoyo y os garantizo que desde la Comisión de Garantías desarrollaré un papel activo en la promoción y supervisión del cumplimiento de los principio éticos y legales de PODEMOS.