Marcos Gálvez López

Marcos Gálvez López

Biografía

Nací en un pueblo de la vega del poniente granadino llamado Zujaira, en 1981.
Fui miembro de las juventudes socialistas en toda mi adolescencia hasta el año 2001 en el cual me desvinculé por completo de esa formación.
Posteriormente estuve implicado en la lucha contra la LOU (supongo que como todo hijo de vecino) en mi etapa de estudiante universitario en Granada y Madrid, allí me diplomé en Podología y posteriormente volví a Granada, donde pude compatibilizar mi trabajo con mi pasión por el Teatro y las artes escénicas.
Entre 2004 y 2009 me licencié en Teoría de la Literatura y Literatura comparada
Trabajé durante año y medio como Educador Socio Cultural en centros de acogida de menores vinculados a la ONG MPDL, y al centro de estudios medioambientales CIEMPIES SCA. Completé mi formación académica entre 2009 y 2010 con un Master en Artes Visuales y Educación por la UGR.
Aquí empecé a tomar contacto con los movimientos por la Escuela Pública, en concreto Plataforma contra el Decreto 302 de la Junta de Andalucía y Marea Verde.
Actualmente sigo trabajando como Podologo por cuenta propia y sigo desarrollando investigación como Doctorando en el area de estudios teatrales vinculado al programa de doctorado de Lengua Inglesa Textos y Contextos de la UGR, además de seguir trabajando en el proyecto de comunidad autogestionaria de artes escénicas “Temples of Mirmidonia”

Motivación

Los motivos que me mueven a presentarme es consolidar una línea de trabajo en torno a la práctica política muy cercana a los movimientos sociales y más concretamente a los problemas relacionados con la Educación Pública y la Cultura de Base. Mi única valía es mi conocimiento de las áreas de la vida y del saber con las que me he visto forzado a toparme, y mi único deber para con el proceso abierto en Podemos es vehicular aquellos resortes necesarios para que sigamos construyendo esa Ciudadanía Crítica que necesitamos.
Es necesario un verdadero impulso de políticas que ya están suficientemente descritas por parte de los implicados en la lucha contra los desmanes de este sistema (Mareas Verdes, Marchas de la dignidad, Marea Blanca, Stop desahucios y la PAH…) y para ello necesitamos tener un contacto directo y un trabajo exhaustivo para garantizar que esas políticas llegan a buen puerto. Igualmente es necesario apoyar y acrecentar un sindicalismo combativo contra los abusos laborales que han producido las reformas laborales y en este sentido es de vital importancia señalar la necesidad de construir un sindicalismo nuevo apartado de las elites de poder.