María Jesús Aldana García

María Jesús Aldana García

Biografía

Me llamo María Jesús Aldana García y tengo 49 años. Soy doctora en Filología Latina por la Universidad de Córdoba y fui docente e investigadora en dicha Universidad durante 13 años. Me especialicé en latín medieval, obtuve una beca predoctoral y otra postdoctoral: con esta última, estuve desarrollando un proyecto de investigación en la prestigiosa Universidad de Paris IV-Sorbonne. Fruto de mi labor, he publicado 4 libros y 32 trabajos de investigación en revistas nacionales e internacionales con índice de impacto.

La casta, que campa también en el estamento universitario, me despojó de la posibilidad de ejercer mediante una plaza de Profesora Titular de Filología Latina, que generé por méritos docentes e investigadores y que sirvió para promocionar a un candidato con mayores influencias políticas en el Tribunal de oposición.

Tengo un grado de discapacidad del 34% por una pérdida de visión en el ojo derecho y por presentar un trastorno depresivo. Actualmente tengo una invalidez permanente y percibo una pensión de la seguridad social. Dispongo de bastante tiempo libre, por lo que me ofrezco para aportar mis conocimientos y capacidades al movimiento político de Podemos.

Me ha interesado el mundo asociativo, y me he involucrado en asociaciones de ayuda a personas afectadas de TDAH (trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad), como vicepresidenta de Acodah y presidenta actual de Addah (Asociación de Adolescentes y adultos con TDAH), una asociación pionera.

Motivación

Considero que desde Podemos discapacidad se está haciendo un magnífico trabajo en pos de la visibilidad social de las diferentes discapacidades o capacidades diversas. Por esta razón, por la confianza y la ilusión que despierta, en la sociedad y en mí misma, el movimiento político de Podemos, me presento como candidata a la lista del círculo de discapacidad para la elección del Consejo ciudadano que se va elegir en los próximos días.

Creo que con mi candidatura puedo contribuir a la lucha por la visibilidad y concienciación social de las diferentes discapacidades o capacidades diversas, ya sean físicas o mentales, defendiendo los derechos legítimos de las personas con capacidades diversas y luchando contra la exclusión y la estigmatización social a la que, en muchas ocasiones, nos vemos abocadas en nuestra vida cotidiana.

Además me comprometo a trabajar, de manera honesta y ética, con todas mis fuerzas y mis capacidades, con la finalidad de defender los derechos legítimos de los ciudadanos y ciudadanas españolas, conculcados vergonzosamente por una alianza espuria e indecente entre poder político y poder económico, y que han menoscabado la calidad de vida de las personas sostenedoras del estado español.
¡Devolvamos la dignidad a los españoles y las españolas que han perdido tantas cosas, por una pésima gestión de la omnipresente crisis!