Joaquín Calzada Salmerón

Joaquín Calzada Salmerón

Biografía

Nacido en Madrid el 15 de Enero de 1977, en el seno de una familia humilde. Mi padre, ya fallecido, era fotomecánico de profesión aunque terminó trabajando en una funeraria. Mi madre, ahora administrativa, tuvo varios trabajos eventuales en el sector textil.
Hasta los seis años viví en el barrio de pueblo nuevo, en casa de mi abuela materna, para mudarnos después a Coslada, donde viví en el domicilio familiar hasta finales de 2005 que me mude a mi propio domicilio en San Fernando de Henares, dónde continuo residiendo en la actualidad con mi pareja y mis mascotas.
Estudié en el I.E.S. La Cañada de Coslada, estudios que abandoné para trabajar cuando mi padre quedó en paro. Trabajos eventuales de repartidor, mozo de almacén, para seguidamente conseguir un trabajo fijo de ordenanza en Vinoselección S.A, empresa en la que después fui mozo de almacén y finalmente capataz. Tiempo en el que terminé mi Bachillerato y comencé en el I.E.S. Clara del Rey de Madrid, en el que obtuve en 2005 mi título de técnico superior en gestión del transporte. A raíz de esto, en 2006 comencé a trabajar para UPS-SCS dónde estuve dos años para después empezar a trabajar en Atlas Copco S.A.E. dónde permanezco hasta la actualidad en el departamento de logística.
Muy crítico en política, desde pequeño he participado en movilizaciones y protestas. Primero con mi padre, afiliado durante un tiempo a PCE, y después con amistades.
Por encima de todo, creo en la coherencia entre lo que creemos y lo que somos

Motivación

De siempre muy político, me fascinó el análisis de Platón. En su línea de pensamiento creo que la democracia, que él indicaba no era la mejor forma de gobierno, ahora si puede serlo. La sociedad ha evolucionado y con ello la información y sus canales, que abren infinidad de opciones nuevas y fascinantes.
El 15 de Mayo de 2011 lloré de emoción y algunos días que lo siguieron también.
Ahora con PODEMOS, veo hecho realidad un sueño, un sueño que no acaba ahí. Un sueño que queremos que continúe y se afiance. Un sueño maravilloso que sea nuestro y para nosotr@s y nuestr@s descendientes. Estamos haciendo historia y yo no quiero ser un mero espectador, además de resultar totalmente contrario al espirito de PODEMOS.
Desde que leí los borradores me vi reflejado en la figura del comité de garantías, por que creo es la parte delicada de la política, la que requiere más tacto y diplomacia. Hace mucho tiempo que procuro ser coherente en mis acciones cotidianas y pulcro en cuanto a las conductas de corrupción moral. Estoy comprometido y creo que no hace falta ser jurista para ser justo.
Propongo una comisión de garantías que:
-Resulte más oficina de ayuda y consulta que policía interna.
-Sea discreta en sus actuaciones delicadas y habilite los canales para ello.
-Se centre en la información y la prevención.
-Tenga como máxima la justicia social y la libertad individual en las que se basan los principios éticos.
-Sea diplomática, dinámica y proactiva en la resolución.