Daniel López Vela

Daniel López Vela

Biografía

Me llamo Daniel López Vela, tengo 33 años y mis raíces están en el ámbito rural segoviano. Desde la adolescencia sentí debilidad por la política, adoptando unos valores basados en la fortaleza de una ideología de izquierdas: justicia, libertad e igualdad.
Soy licenciado en Historia por la USAL, donde también realicé un Master en Tecnología Educativa. Afortunadamente desde el año 2006 dedico mi labor profesional a mi vocación, ya que soy profesor de Geografía e Historia en el IES La Albuera de Segovia, centro en el que actualmente mantengo el cargo de jefe de estudios.
Durante varios años sentí el abatimiento de observar una sociedad apática e individualista. En el año 2011 decidí participar en una lista municipal de IU para apoyar a gente decente con un proyecto de progreso para mi pueblo que tuvo que sufrir los horrores del caciquismo y de políticos nefastos que sin escrúpulos utilizan la democracia para violarla y enriquecerse. Pero esos días tuvieron su otra cara en el 15-M y me apasioné contando a mi alumnado que estábamos viviendo un punto de inflexión en la historia.
Asistí con entusiasmo al nacer de Podemos y acompañado por un grupo de gente comprometida, me presenté a sus elecciones primarias para el Parlamento Europeo, de cuya lista final formé parte. Esos días de duro trabajo de equipo para llevar a cabo una labor de contagio de la ilusión nos marcaron, y ser parte del cambio nos guía ahora para continuar en esa ola ya imparable de empoderamiento.

Motivación

Como ciudadano, me siento totalmente identificado y comprometido con el movimiento Podemos. Estamos viviendo tiempos de cambio y soy consciente de que asistimos a una coyuntura irrepetible en nuestras vidas para la consecución de un sistema construido desde la base, desde la ciudadanía y para la ciudadanía.
Planteo mi candidatura dentro de un equipo como un ejercicio de protagonismo ciudadano, donde tod@s debemos aportar. Personalmente me he visto arrastrado por esta ilusión, ya que el proceso de empoderamiento de la gente está en marcha, es imparable y no nos vale ser meros espectadores.
Mis principios éticos y políticos me obligan a ser partícipe en un proyecto de democracia participativa, por la recuperación de los derechos y la soberanía que nos han robado y por la consecución de un mundo más justo. Además, por mi experiencia profesional, me siento comprometido en la defensa de la escuela pública como derecho universal para la formación integral, la cohesión social y la igualdad de oportunidades.
Soy un ciudadano honrado y cercano, un ciudadano harto de políticos que nos venden humo cuando lo único que hacen es mercadería de nuestros derechos fundamentales.
Me emociona tener la oportunidad de formar parte de un círculo que trabaja desinteresadamente para construir una alternativa ciudadana, un proyecto de candidatura del protagonismo popular y un programa político participativo que defiende la soberanía popular, el sentido común y los derechos humanos.