Jonathan Díaz Ávila

Jonathan Díaz Ávila

Biografía

Jonathan Díaz Ávila, nacido el 22 de Diciembre de 1990, es un joven alicantino afincado, hace algo más de una década, en Castalla, Alicante.
Es Técnico de Laboratorio de Imagen y vive en constante formación, queriendo aprender cada día más, incluso nuevos idiomas. Es todo un autodidacta.

Comprometido con el medio ambiente y lo social, este joven padre de familia ha participado y participa en diferentes Asociaciones y ONG\’s. Amnistía Internacional, Anima Naturalis y Cruz Roja Española, son algunas de las organizaciones a destacar, en las cuales ha participado.

Con un marcado perfil ecologista, ha dado charlas en centros escolares sobre materias mediambientales y de salud. También ha cuidado y gestionado adopciones de animales en diversas protectoras de animales. Siempre dedicado a alzar la voz de "los sin voz".
Crecido ante la adversidad, Jonathan ha vivido lo que es un intento de deshaucio, hasta que con ahínco y junto con sus padres, consiguió la "dación en pago", una de las primeras de España, a pesar de que el Banco decidió mantener algo del adeudo.
Aprendió del fracaso de montar un negocio en el sector hostelero en plena crisis. Tal es así que estuvo percibiendo ayudas sociales.

Ante lo vivido, quiso aportar algo más a esta sociedad y, de la mano de Cruz Roja Española, voluntariamente organizaba repartos de comida para quienes más lo necesitaban.
Con dos hijos y apenas un cuarto de siglo, este joven enérgico busca aportar su experiencia y conocimientos.

Motivación

Parto de la lógica, y esta dice que cada uno tiene que actuar en aquello que conozca, es simple consecuencia. Un hombre que es cazador o tiene acciones en una petrolera, no debe ser ministro de Medio Ambiente, como tampoco debe ser responsable de la sanidad, alguien que no tiene conocimientos sanitarios.
Las medidas elitistas y partidistas son las que han promovido la desigualdad y desesperación que vivimos hoy.

Yo, con la ayuda de mis compañer@s de asambleas, pretendemos llevar la democracia a cada municipio para que ayuden a construir un gobierno capaz de salir adelante, sin ayudas de financieras con intereses particulares, ni de lobbys que pretendan coaccionarnos.

Cansado de ser un mero expectador, decido presentarme al Consejo Ciudadano para ser partícipe del cambio, aportando ideas y desarrollando proyectos que permitan que, juntos, construyamos un nuevo país. Porque se ha demostrado con el paso de los años que juntos conseguimos grandes cosas, y tras tanto tiempo cayendo en picado, es el momento de demostrar nuestra fortaleza, de demostrar que PODEMOS.

Somos pueblo, y como pueblo tenemos que resurgir…