Eduardo Maura

Eduardo Maura

Biografía

Residente en Madrid desde 2006, nacido en Valladolid (1981) pero bilbaíno para todo lo demás, soy licenciado en Sociología y Filosofía. Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, desde 2011 soy profesor en esa misma universidad. Me he dedicado fundamentalmente a la docencia y la investigación en los ámbitos de la Estética y la Filosofía Social, así como a problemas relacionados con la conexión entre cultura, arte y sociedad. Formé parte del equipo de campaña de Podemos para las elecciones europeas del pasado mes de mayo y he participado desde sus inicios en el Círculo Podemos Cultura. Hasta entonces había dedicado los últimos años a los diferentes proyectos y campañas de la Comisión de Análisis 15-M.

Motivación

Nos encontramos en un momento importante para nuestro país. El ciclo político que comenzó a abrirse en mayo de 2011 ha experimentado varios desplazamientos. El primero de ellos tiene que ver con la quiebra cada vez más patente del sentido común bipartidista tradicional. La incapacidad de los actores tradicionales para leer la realidad y su dependencia de las viejas lógicas políticas y discursivas nos ha permitido, en un terreno todavía difícil, articular políticamente el malestar ciudadano y construir de manera abierta y participativa una oportunidad de cambio excepcional. Este cambio sería imposible sin el trabajo de tantas personas que casi es mejor no comenzar. Me presento al Consejo Ciudadano de Podemos como ciudadano porque quiero ayudar a seguir articulando políticamente este proceso de cambio cuyo segundo desplazamiento, el 25 de mayo de este año, tiene precisamente que ver con la irrupción de Podemos. Quiero ayudar desde el Consejo Ciudadano a mejorar esta herramienta y a que sigamos devolviendo las instituciones a una ciudadanía a la que nunca debieron serle arrebatadas. También quiero, en lo que respecta a mi perfil cultural, ayudar desde el Consejo a repensar la relación entre la cultura y la política. Hay una intensa dimensión cultural en este proceso político, y viceversa, y pienso que debemos trabajar también en esa dirección, así como en la de producir los nuevos sentidos comunes democráticos que necesitamos para poder construir cambio político en este país.