Agustín Crespo Moreno

Agustín Crespo Moreno

Biografía

Agustín Crespo Moreno de casi 41 años de edad. Felizmente casado desde hace 14 años y padre de un niño de 9 años.

Estudié la carrera de Diplomado Universitario en Enfermería en la Universidad Complutense de Madrid terminando en 1995.

Experto en Urgencias extrahospitalarias en 1997.

Cursé varias asignaturas de Informática técnica de Sistemas.

Tuve una breve experiencia sindical como delegado de prevención en el sindicato de la CGT.
En estos casi 20 años de vida laboral ininterrumpida, he estado trabajando en servicios de urgencias de la comunidad de Madrid, en los hospitales 12 de Octubre y Hospital de Fuenlabrada; también en servicios de urgencia de la mutua laboral Asepeyo.

He trabajado durante 2 años en el departamento de Oncología del Hospital de Fuenlabrada, tanto en Hospital de Día Oncológico como en Radioterapia.

He tenido la suerte de trabajar varios años como monitor/animador, con grupos de jóvenes en situación de exclusión y con jóvenes de barrio sin dicha situación.

También he estado acompañando y compartiendo tiempo y vivencias con personas mayores, durante varios años.
Tanto los jóvenes como los mayores son dos pilares fundamentales de nuestra sociedad, que actualmente no están siendo tenidos en cuenta ni valorados.

Llevo más de 15 años dando clases de educación para la salud y primeros auxilios para la formación de monitores de tiempo libre de la Comunidad de Madrid.

Motivación

Desde que tengo uso de razón he sido un inconformista y rebelde con las desigualdades e injusticias sociales.
En mi experiencia electoral siempre he meditado mucho la elección de a quien concedo mi voto, decantándome siempre por las ideas y personas que defendieran la equidad de derechos y deberes y la lucha por los más desfavorecidos de la sociedad. Ha habido elecciones en las cuales he tenido que votar en blanco, en protesta de no encontrar ningún partido político que pasara de la palabra a los hechos a la hora de defender esos principios.

Ese desencanto político lo fui arrastrando hasta que saltaron a primera línea los movimientos sociales, y en especial el 15M; junto con las distintas mareas de descontento, en especial la marea blanca con la que compartí manifestaciones y actos de protesta en la Comunidad de Madrid. Esa inquietud se vio cristalizada en un partido político…PODEMOS.
Me interesé, leí y pregunté por todo lo que defendía….horizontalidad, escucha y participación de la ciudadanía, responsabilidad con el electorado, pregunta al ciudadano, autentica separación de poderes, los políticos como meros transmisores del mandato ciudadano, defensa de los servicios públicos, tolerancia cero con los corruptos con expulsión del partido ante sospecha…..Y por primera vez decido afiliarme a un partido político.
Como enfermero y como defensor de la horizontalidad en un partido político que escucha a las bases y al ciudadano, descubro al Círculo de Enfermeras.
Fue u