Juan Francisco Blazquez García

Juan Francisco Blazquez García

Biografía

Nazco en Madrid en 1984. Me educo bajo los valores de amistad, libertad, interioridad y solidaridad que me inculcan en el colegio concertado de la orden religiosa de Agustinos Recoletos que mis padres con su esfuerzo y sacrificio del trabajo diario pueden permitirse pagarme.
Paso los veranos entre el pueblo de Salamanca y viajando por España conociendo la diversidad de la geografía, cultura y sentir de las gentes que la pueblan, algo que siendo mayor de edad seguiría haciendo viajando por el extranjero.
Realizo estudios universitarios de enfermeria en la Autónoma de Madrid y de Filosofía en las Universidades de Salamanca y Complutense de Madrid. Durante mi época estudiantil participo activamente en movimientos asociacionistas y en la representación de estudiantes.
Desde los 22 años tengo la fortuna de poder independizarme y ser autosuficiente económicamente, desde entonces trabajo en el Hospital Clínico San Carlos en el área de Salud Mental y Psiquiatría.
Vivo con expectación la primavera árabe y me ilusiono al poder vivir en primera persona el 15M. Además soy activista en la marea blanca.
De carácter optimista, proactivo, reflexivo y crítico, practico deporte y lectura como actividades de ocio.

Motivación

"Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo." K.Marx
Hacer política para que no la hagan por mí. Quiero que el discurso político contenga autenticidad, de tal manera que se pueda acercar y equipara al lenguaje de la calle, dejando atrás clichés, frases hechas y propagandísticas dirigidas nada más que a realizar marketing para conseguir convencer a horquillas de votos como si fuésemos rebaños.
Defender la idea del contrato social que surge del diálogo racional y emocional en condiciones de igualdad y libertad procurando conjugar la teoría de la justicia de Rawls y la teoría de las capacidades de Amartya Sen.
Tengo como objetivo conciliar diferentes opciones ideológicas que se puedan enriquecer mutuamente salvando dicotomías, por ejemplo, me identifico con el liberalismo intelectual de Gregorio Marañon, con el marxismo de Groucho y me declaro marxiano (de Karl), me gusta el anarquismo de Ferrer i Guardia y el socialismo utópico de Fourier. Sensibilizado por las posturas actuales del ecofeminismo y simpatizo con la implantación de la idea de no-dominación del republicanismo cívico de H.Petit.
Que la propia ciudadanía y cada individuo podamos ser auditores y vigilantes del quehacer político.