Marco Roggerone

Marco Roggerone

Biografía

Nacido en Génova (Italia) hace 35 años, hijo de un ferroviario y una ama de casa migrante, desde hace 12 vivo en España, concretamente en Salamanca donde participo activamente en el Circulo de la ciudad. Soy emigrante, de sur de Europa a sur de Europa, en Italia viví durante 7 años Tangentópoli…y sí, por momentos creo tener un dejà vû con la situación que estamos viviendo en España actualmente…

Ya desde temprana edad fui políticamente activo en Movimientos. Nunca he tenido carnet de afiliación a partidos políticos ni he desarrollado la política como profesional al servicio de ninguna sigla. Considero que en buena medida la militancia acaba con la democracia. Sin embargo, mi implicación fue incondicional con la lucha estudiantil de los años ’90 en Italia.

Mi participación activa en Julio de 2001 en el Genoa Social Forum del G8 de Génova fue un punto de inflexión en mi activismo socio-político, en parte por las injusticias vividas antes, durante y después de aquellos 3 días de verano y particularmente por ser testigo de la violación indiscriminada de derechos humanos.

Siempre he tenido una conciencia política de bases; hoy estoy más convencido que la nueva política que se está desarrollando, en particular en el sur de Europa, busca gente con diversa formación hacia la “reformulación”.

Desde hace 5 años sigo el Movimento 5 Stelle, sé de primera mano cuáles han sido sus aciertos y sus errores, y la evolución que ha tenido este movimiento ciudadano.

En seguida

Motivación

He decidido dar el paso en presentarme como candidato al Consejo Ciudadano porqué creo que en él se necesita gente, no CV. Estoy convencido que el Consejo Ciudadano debería estar enteramente compuesto por las bases, debería ser la representación de los círculos.

Democracia no es bajar a preguntar al pueblo, si no ser pueblo para responder a las preguntas, incluso a las que aún no están formuladas.

La luz, normalmente, viene de arriba hacia abajo, pero el verdadero sistema de cambio para el futuro está en las plazas, en los municipios, en los ciudadanos, y es desde las bases donde tenemos que ejecutar y mantener nuestra horizontalidad.

Necesitamos un Consejo Ciudadano que se comprometa en preservar el ADN de Podemos. Mi visión policultural podría aportar y anticiparnos a posibles errores en el camino.