Xosé Xuacu Rodríguez Morón

Xosé Xuacu Rodríguez Morón

Biografía

Me llamo Xuacu Rodríguez, tengo 30 años y vivo en Uviéu / Oviedo. Desde mi época de estudiante vengo participando en diferentes movimientos sociales y organizaciones de juventud, sindicales y culturales.

Soy Técnico en Gastronomía y Máster en innovación y gestión de restaurantes, en mi profesión me dedico a dinamizar equipos de trabajo, diseñar propuestas gastronómicas y planificar y llevar a cabo proyectos de restauración. Tras encadenar diversos trabajos donde la precariedad era la tónica general, actualmente formo parte de esa marea de jóvenes asturianos que nos dedicamos a engrosar las listas del INEM y de esa mayoría social que empuja día a día por conseguir el cambio.

Motivación

"El único motivo para no estar buscando trabajo en Londres es porque veo en Podemos la posibilidad de construir una vida digna para todos", esta frase se repite una y otra vez cuando nos juntamos las compañeras y los compañeros del Círculo de Uvieu/Oviedo y hablamos de futuro. Asturies sufre una hemorragia demográfica -según el CIS vamos a perder 87.968 habitantes en los próximos 15 años- y vemos en Podemos el aglutinante social capaz de revertir esa dinámica perversa, porque sin gente no hay democracia.

Mientras que la corrupción es generalizada en todo el Estado y cada día amanecemos con un Puyol, un Granados o un Fernández Villa, la buena gente estamos construyendo una herramienta al servicio de la ciudadanía para terminar con la presencia de corruptos y corruptores, y enfocada a proteger los derechos sociales básicos y los servicios públicos.

Me presento a miembro del Consejo Ciudadano para, desde Asturies -donde Podemos tiene mayor implantación-, crear sinergias y procesos de retroalimentación con el resto de Círculos y de personas que contribuyan en el cambio político y social que necesitamos para recuperar la soberanía por y para las personas y transformar los resultados electorales en poder popular y democracia. Somos las y los que decidimos quedarnos para asaltar el cielo y ganar nuestro futuro. Somos la generación de la esperanza.