Carlos Chávez

Carlos Chávez

Biografía

Nací en Badajoz unos meses antes de la Constitución de 1978. Por el trabajo de mi padre primero y por mis inquietudes, he vivido en muchos lugares. Me licencié en Filología Hispánica en Valladolid, donde actualmente resido y me gano la vida como camarero. Estudié en Italia e hice un máster de enseñanza de español en Barcelona.
Pero de vocación soy escritor, traductor de alemán y periodista. Y, de hecho, tras pasar varios años en Berlín rocé mis sueños. Allí trabajé para una agencia de traducción y daba clases de español. Siempre con un ojo puesto en España.

En 2008 volví. Decidí que había que ponerse manos a la obra. Pasé dos años en la Agencia Alemana de Prensa, en Madrid, y empecé a publicar libros y artículos. Y llegó la estafa, los despidos, sueldos cada vez peores, el exilio de amigos, la oscurecida realidad… Desde un pequeño colectivo cultural en Valladolid fuimos agitando la escena de una ciudad colapsada por su alcalde: sacando a la luz una cultura de base, de calidad y participativa.

Y después llegó el 15m y todo tomó un aire distinto, cargado de ilusión: cada acción era un punto de apoyo para mover el mundo, cada palabra, una reconquista de lo de todos. Sí. Así de intenso lo viví. Poniendo mi granito de arena. Igual que ahora.
Tengo 36 años. Ha llegado el momento. Vamos a cambiar las cosas: desde una barra, un libro, organizando una asamblea, trabajando duro en una campaña o traduciendo las palabras del presidente del Bundesbank…

Motivación

Siempre he creído que uno en soledad está abocado a la deshumanización. Como en toda buena película de zombies, si te vas por tu cuenta, tienes más posibilidades de convertirte en uno de ellos que si te quedas con la gente. Así, que se trata de, entre todas las personas, hacer lo posible por pasar de resistir a asistir, es decir, de dejar de estar aguantando para empezar a estar con los otros. Me parece que este es el sentido de Podemos: estar con los otros y, para ello, crear un espacio común: participación, honestidad, transparencia, fraternidad, democracia, ponernos a las personas y a nuestro entorno natural en primer término por delante de mercancías e intereses privados… Sin que nadie se quede atrás.

Este primer Consejo Ciudadano de Podemos es el primer paso que damos en firme. Tenemos mucho trabajo por delante: dotarnos de un reglamento interno, dar cuerpo a las vías de participación, la toma de decisiones y el control político, ayudar y asistir a la constitución de los consejos municipales y autonómicos, futuras elecciones y seguir poniendo en práctica toda nuestra imaginación, inteligencia, preparación y audacia para que el sentido común no sea algo excepcional, para que nadie se vea tirado en la calle o forzado a exiliarse sin trabajo. Esto es lo que me motiva: poder formar parte de este proceso, asumiendo el esfuerzo que me lleve, poniendo a disposición de todos y todas mi experiencia, y reconociendo los errores que pueda cometer.

Vídeo