Áurea Domínguez Moreno

Áurea Domínguez Moreno

Biografía

Nací en Londres y crecí entre Galicia, de donde me siento, y Madrid, pueblo de adopción. La vida de música que escogí; soy fagotista e investigadora, hizo inevitable una etapa itinerante que me llevó a través de las Mediterráneas Mallorca y Barcelona a alejarme, poco a poco, de mis comienzos Atlánticos. Sin apenas darme cuenta, sumo kilómetros a la espalda, no sólo a nivel nacional, sino también más allá de nuestras fronteras al establecerme en Canadá, más tarde Suiza y, finalmente, Finlandia, donde actualmente resido desde que di el salto exterior, allá por 2008.
Vivir entre tantas culturas distintas supone un aprendizaje a la fuerza que constantemente abre la mente a diferentes maneras de pensar. El intercambio es enriquecedor y es una vacuna contra la cerrazón de quien tiene en cuenta sólo lo más próximo. Estos principios cosmopolitas distinguen mi manera de pensar y actuar tanto a nivel personal como profesional. Tras finalizar recientemente el doctorado en musicología en la Universidad de Helsinki, compagino una carrera de investigación con la vida de intérprete, la cual, desde hace algunos unos años, se centra en la interpretación de música antigua con instrumentos originales.

Motivación

Aunque desde el extranjero, he seguido muy de cerca todos los acontecimientos sociales en España, especialmente vivos desde el 15M. En cierta forma estos movimientos confluyen políticamente en Podemos, partido con cuyas ideas y planteamientos me siento plenamente identificada.
Los motivos que me llevan a presentarme al consejo ciudadano son varios, por una parte, quiero ayudar a construir el cambio político-social que se ha hecho imprescindible en nuestro país en los últimos años. A nivel personal, siempre me ha preocupado cómo conseguir una sociedad con menos desigualdades a todos los niveles: social, económico, de género, etc. Asimismo, debido a mi trayectoria profesional, considero que es mucho lo que puedo aportar tanto en cuestiones de investigación y educación universitaria, tras formar parte de la Universidad de Helsinki, como a nivel cultural-musical.
Pero, sobre todo, considero que mi mayor aportación será la de compartir la visión plural y laica con la que contamos los ciudadanos que vivimos fuera de España y, al mismo tiempo, servir como portavoz de los muchos españoles que, por un motivo u otro han tenido que emigrar. Resulta imprescindible abrir caminos para aquellos que, como yo, hemos tenido la oportunidad de formarnos fuera de España, facilitando su reincorporación al mercado laboral. En definitiva, considero que viajar debe ser siempre una opción y, desde Podemos debemos trabajar para tener la oportunidad de que, si queremos volver, podamos volver.