Jorge Diez

Jorge Diez

Biografía

Mi nombre es Jorge Diez, tengo 32 años y nací en Palencia, ciudad en la que resido actualmente. Provengo de una familia trabajadora, que se ha esforzado en proporcionar a sus hijos una educación a la que ellos no tuvieron acceso.
Soy diplomado en ciencias empresariales por la Universidad de Valladolid y técnico en interpretación de lengua de signos. También he realizado otros cursos sobre economía y Bolsa, diferentes herramientas informáticas, prevención de riesgos laborales y discapacidad.
Mi experiencia laboral comenzó a los 18 años con trabajos no cualificados a jornada parcial o en épocas fuera de los períodos lectivos. Al finalizar mis estudios, he podido adquirir experiencia en diferentes sectores. En primer lugar, la banca, donde descubrí una forma de trabajar, basada únicamente en los beneficios, sin pensar en las consecuencias de sus actuaciones, y que hizo que me replanteara mi futuro profesional. A continuación, en la empresa privada, donde pude comprobar las dificultades a las que se enfrenta una pequeña empresa. Y finalmente, en el campo de la interpretación de lengua de signos, en primer lugar, para entidades sin ánimo de lucro y, posteriormente, en centros educativos públicos de Castilla y León con alumnado sordo. Esta última experiencia, me ha servido para vivir la precaria situación a la que está sometido el sector, y como la excusa de la crisis, ha restado recursos y oportunidades al alumnado sordo.

Motivación

Mi motivación para presentar mi candidatura al consejo ciudadano, la dividiría en personal, pública y social.
Mi motivación personal surge de la ilusión que generó en mí, el proyecto que proponía Podemos. Después de sentir, que como sociedad no encontrábamos las soluciones para luchar contra un sistema bipartidista, corrupto, desligado de la ciudadanía y controlado, en gran parte, por poderes económicos, se nos presentó la posibilidad de participar en un proyecto que proponía una forma de hacer las cosas que demandaban las personas y el sentido común. Por todo esto, encuentro necesario ofrecer mi esfuerzo por lo que defiende Podemos.
Mi motivación también es pública, con el objetivo de impulsar medidas que defiendan una sanidad y educación pública, gratuita y de calidad, que recuperen y mejoren los derechos laborales que han sido expoliados, con las últimas reformas, que eviten la deslocalización del empleo y creen puestos de trabajo dignos, que luchen contra el alto porcentaje de desempleados jóvenes y su precariedad laboral, que conviertan la economía en una herramienta al servicio de la ciudadanía, y no en un método de opresión controlado por grandes empresas y fortunas, y por otras muchas que se demandan desde la sociedad.
Y en cuanto a mi motivación social, ha sido alentada por las personas que conozco tanto dentro como fuera de los círculos de Podemos, que me anima a dar voz a toda esa experiencia, conocimiento y buenas ideas que poseen.