Marta García Toledano

Marta García Toledano

Biografía

Nací en Jaén hace 36 añitos……bromeo con que la cosecha del 78 tenía que ser una buena cosecha. Me crié en Mengíbar (Jaén), y aparte de recuerdos familiares, asociados a mi infancia tengo los momentos en los que acompañé a mis padres por todo el pueblo en un coche con megáfono al grito de ¡OTAN no, bases fuera! en el referéndum del 86, las tardes en el Ateneo Cultural, o las huelgas generales de los 80.
Tras terminar el bachillerato en Jaén capital, mi preocupación por nuestro entorno me llevó a licenciarme en Ciencias Ambientales por la Universidad de Granada. Durante esos años fui además voluntaria en Jaén Acoge, atendiendo a las personas inmigrantes que llegaban a nuestra ciudad.
Ya en el año 2002 trabajé como Técnica de Estudios de Impacto Ambiental en una empresa privada subcontratada de la Administración…..y entendí que la mano negra se extendía a todo lo establecido por el sistema. Por eso decidí que la única manera de trabajar por el cambio era empezar desde abajo, y eso, unido a mi vocación por la enseñanza, fue lo que me llevó a ser (desde hace ya diez años) Profesora de Secundaria.
Enseño a chic@s de entre 12 y 18 años, y asumo que es mi deber formar ciudadan@s libres, críticos, conscientes del poder de una sociedad, de sus derechos, de sus responsabilidades…educar es formar PERSONAS.
Tengo dos hijas pequeñas, para las que espero un país mejor, más justo, más equilibrado, en el que la ciudadanía ejerza su función. Y espero estar educándolas para ese fin común.

Motivación

Como a la mayoría de los españoles, me sobran los motivos: en mi entorno se han vivido precariedad laboral, paro, emigración, despotismo de los bancos, desmantelación de los servicios públicos, etc.
Pero que yo conozca esto, no tiene nada de especial.
Soy Profesora de Secundaria, y además de formar técnicamente a mis alumnos, creo tengo otra importante labor: contribuir a que las generaciones venideras sean mejores ciudadan@s que nosotros. La educación tiene un sentido individual, pero también social. Y pese a eso, o precisamente por eso, está siendo desmantelada y convertida en un sistema de producción de empleo precario.
Cuando casi había perdido toda esperanza presente, irrumpió una ENERGÍA que me sacudió: YO seguía teniendo una RESPONSABILIDAD.
Y resultó que esa energía contagió a más de uno, a un millón y medio de personas que recobraron la ilusión, la piel de gallina en Vista Alegre, recuperamos EL SENTIDO. Esa energía es para mí PODEMOS. Una nueva OPORTUNIDAD.
Mi candidatura al Consejo Ciudadano no es tanto una candidatura, es un OFRECIMIENTO. Mi deuda con un movimiento, con una ciudadanía de la que me siento orgullosa, con un PUEBLO que nunca debió perder su poder.
¿Por qué creo que puedo desedesempeñar esta responsabilidad? Creo en lo que hago, me siento PODEMOS, y tal vez por algo que siempre me han dicho: “nunca llegarás a nada, eres demasíado íntegra". Es el momento de los que no queremos llegar a nada, sino recuperarlo todo. Es nuestro momento.

Vídeo