Manuel Maroto

Manuel Maroto

Biografía

Manuel Maroto (Madrid, 1981) es jurista y profesor de derecho penal en la Universidad de Castilla-La Mancha. Autor de una de las primeras tesis doctorales dedicadas al problema de la financiación ilegal de partidos políticos en España desde una óptica política y jurídica, y coordinador del libro "Qué hacemos con la financiación de los partidos", editado por Akal en 2013. Los fallos en los sistemas de autorregulación de los partidos políticos y la implementación de mecanismos de prevención interna de la corrupción son dos de sus lineas de investigación académica. Ha escrito también diversos artículos sobre la represión administrativa de la disidencia política en el contexto del último ciclo de protestas.

Más información en:

https://uclm.academia.edu/ManuelMaroto
https://twitter.com/manumaroto

Motivación

Podemos no debe ser solo una fuerza de transformación electoral capaz de sobrepasar los límites de la la tradicional dinámica bipartidista en nuestro país: debe ser también un campo de experimentación en nuevas formas de organización política. La organización ya ha demostrado una gran capacidad de innovación en este sentido, implementando las primarias internas, la transparencia de cuentas, y acogiendo un vivo debate sobre sus principios organizativos,políticos y éticos. Sin duda grandes novedades en el panorama político español, que han calado ya y parecen haber llegado para quedarse. Queda, sin embargo, mucho por hacer, y los grandes retos están por llegar.

Creo que es un momento fundamental para asentar nuevos estándares de comportamiento intrapartidista. Para generar una nueva cultura organizativa significativamente distinta a la tradicional en los grandes partidos. Podemos puede ser el primer partido de nuestro país en tomarse en serio su código ético y el resto de su normativa, así como la democracia interna y la rendición de cuentas; tomarlos en serio como partes esenciales de su modelo organizativo y no como instrumentos de gestión de escándalos. También el primero en tener un Comité de Garantías que sea verdaderamente un garante de la democracia y limpieza de los procedimientos internos y del cumplimiento de sus propias normativas, y no un órgano disciplinario de mantenimiento del orden jerárquico. Con mi candidatura a la Comisión de Garantías Democráticas espero c