Ricardo Segura Notario

Ricardo Segura Notario

Biografía

Mi nombre es Ricardo Segura Notario, de 40 años, nacido en Madrid pero residente desde hace 10 años en Valladolid, por cuestiones laborales desplacé mi residencia por diferentes lugares dentro de nuestro país lo que me permite tener un conocimiento de diferentes regiones y sus similitudes y diferencias, tanto respecto de las peculiaridades regionales como de la diferencia de servicios entre grandes ciudades con respecto con las zonas rurales.

Padre divorciado, mi vida transcurre entre Castilla y León en donde resido y Madrid donde se encuentra mi familia.

Mi carrera profesional la realicé en el sector privado (al margen de otros trabajos precarios anteriores y posteriores a mis estudios de derecho) pero siempre en relación con el sector público. De ahí mi especialización profesional en el derecho administrativo y mi conocimiento del funcionamiento de las administraciones publicas, contratos del estado, organización interna, competencias, etc.

Los últimos 5 años abogado por cuenta propia.

Motivación

Veo en la justicia gran cantidad de problemas que requieren de medidas urgentes para evitar el deterioro del Estado de Derecho del que es un pilar fundamental, especialmente respecto de las dificultades de acceso (Tasas y Justicia Gratuita), medios disponibles en los juzgados, y sobre todo en la aplicación de unas normas orientadas a la protección del poderoso sobre el ciudadano. La justicia en estas condiciones ni es ciega ni desde luego puede ser imparcial ni equitativa.

Esto sumado a la limitación de los derechos civiles que se esta produciendo actualmente me hace considerar la necesidad de que produzca un cambio inmediato en los objetivos y forma de actuar de la clase política.

Como ciudadano tengo la necesidad de estar informado leyendo diferentes diarios así como escuchando diferentes emisoras de radio y televisión. Esta circunstancia me hace observar la política desarrollada hasta la actualidad como una obra teatral en el que los partidos mayoritarios cambian el papel según su posición Gobierno/Oposición. Mientras que las propuestas y promesas que realizan terminan olvidadas cuando llega el momento de darlas cumplimiento. En estas condiciones considero que la ruptura política-ciudadanía es evidente respecto de los partidos tradicionales, estando con ello en peligro la democracia cuando no hay mas diferencia entre ellos que la de cambiar de collar a un mismo perro.

En estas condiciones me ilusiona especialmente el proyecto de Podemos.