Fernando Mardones Morales

Fernando Mardones Morales

Biografía

41 años, casado y padre de cuatro hijos de entre 5 y 10 años.

Licenciado en CC Políticas y Sociología. Especialidad CC de la Administración. (UCM, 1998)
Master en Derecho Constitucional (CEPC, 1999)
Estudios de Gestión de Recursos Humanos (UAM-FSE, 2000)
Master en Prevención de Riesgos Laborales (IMF-MAPFRE 2005-2007)

Miembro fundador del Círculo Podemos de Fuencarral-El Pardo. Miembro del ET de Comunicación del CPFP e interviniente en la Presentación del mismo el pasado 26 de octubre con el fin de acercar la problemática del distrito a los presentes. Firmante del Documento Ético presentado a la Asamblea Ciudadana "Construyendo Ciudadanía para todas las Personas".

Funcionario de Universidades desde 2002 en la UNED. Claustral de la UNED, por el sector de PAS de la Sede Central de la UNED, siendo el secretario de dicho sector.

Socio y Presidente de la AMPA del CEIP Infanta Leonor, ubicado en el barrio de Montecarmelo (distrito de Fuencarral-El Pardo), donde reside. Socio y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Vecinal de Montecarmelo, perteneciendo a las Comisiones de Educación, Medioambiente y Seguridad. Representante de la Asociación de Vecinos en el Grupo de Educación de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

Miembro del Grupo de Educación de la Coordinadora por lo Público de Fuencarral-El Pardo y representante de la misma y del CPFP en la Asamblea de Marea Verde en Madrid.

Motivación

Creo que la constitución de un nuevo proyecto político requiere de la implicación de todos aquellos que han estado activos socialmente sin comprometerse con las formaciones mayoritarias hasta ahora existentes.

Los dos grandes partidos políticos, en una alternancia en el poder típica de siglos pasados, confirman la decadencia, no del sistema democrático, sino de "este" sistema democrático. Hay que volver a confiar en las instituciones, en los políticos, en los jueces. No podemos seguir así.

El proyecto que abre hoy Podemos, emanado directamente de la voluntad ciudadana, supone la valentía y decisión de muchos que no estamos contentos. De muchos que creemos en la Democracia y que renegamos de quienes abusan de su poder, dejando atrás toda capa democrática.

Yo quiero justicia. Y quiero dignidad. Quiero ética y valores. Que me digan que me equivoco, y reconocerlo cuando así ocurra.

La participación dentro de órganos ejecutivos supone poder anteponer, ante todo, el sentido democrático y la fe en unos valores de justicia y ética. El Consejo Ciudadano Estatal supone el poder participar desde dentro en el cometido de búsqueda democrática interna, tan olvidad hoy día por muchos.