Julia Navarro

Julia Navarro

Biografía

Nací en Madrid hace 28 años. Soy Julia Navarro, y había vivido siempre en Tres Cantos, al norte de la Comunidad. Hace dos años y medio salí de España buscando mejorar tanto personal como profesionalmente. Nunca pensé que pudiese ser algo definitivo y ahora parece una imposición. Había estudiado Historia en la UAM, donde desperté mi conciencia crítica e inconformismo. Tras un primer Máster, y ante la falta de becas y ayudas en la universidad, ahorré y salí al extranjero para estudiar un segundo posgrado sobre la Unión Europea en Italia y Polonia. Mi especialización en relaciones con Latinoamérica me permitió estudiar de cerca otras realidades y proyectos que me convencieron de que un cambio es posible.

Mi vuelta a España coincidió con el estallido indignado. Allí nací como activista social. Aprendí, escuché, reflexioné, y comenzamos a construir colectivamente. En 2012 me fui a Londres, donde trabajé en tiendas y oficinas mientras me daba cuenta de que las humanidades no tienen cabida en el mercado laboral, sin importar el país al que vayas. Tras mejorar mi inglés, me dieron la oportunidad de trabajar coordinando un equipo de marketing y atención al cliente en Bruselas, donde vivo ahora. Sigo formándome en la UNED en Ciencias Políticas, pero también en las calles día a día, vinculada a todo tipo de iniciativas que nos ayuden a empoderarnos como pueblo y a recuperar nuestra soberanía.

Motivación

Mi nombre es Julia y soy una de las cientos de personas que participan en Podemos desde fuera de España. Tras mi paso por Londres, vivo en Bruselas desde hace casi 2 años. Mi activismo político comenzó en 2011, ligado a las plazas; y mis ganas y compromiso nacen ahí, en Madrid, aunque continúan con mi participación en movimientos sociales desde el exterior. Despertamos, y empecé a creer que podríamos. Desde entonces, he crecido políticamente convencida de que la vía fundamental del cambio es la movilización social, la participación popular y la organización desde abajo. Por eso creo en el proyecto de Podemos y colaboro en el Círculo de Bélgica.
Presento mi candidatura porque quiero luchar para que esta iniciativa nunca pierda de vista cómo y para qué nació, y a quién se debe. Una de mis intenciones es participar en la relación con los movimientos sociales a escala nacional, pero también europea. Mi experiencia me ha enseñado que la precariedad no conoce fronteras, y que el pueblo europeo, igualmente castigado, es un aliado con el que debemos colaborar para frenar las políticas austericidas. Por ello debemos fortalecer el área de R. Internacionales.
La voz de las que nos hemos ido debe estar presente en el Consejo. Cansada de ver miles de jóvenes emigrar, quiero una ejecutiva que tenga entre sus prioridades el retorno de las que ya no estamos, a las que se nos ha negado la sanidad, el voto y la esperanza. Por un país al que podamos volver, y donde se pueda vivir dignamente.

Vídeo