Benedicto Alejandro Pedrosa Zevallos

Benedicto Alejandro Pedrosa Zevallos

Biografía

Mi nombre es Benedicto Pedrosa Zevallos. Miembro del círculo de Salamanca. Me presento ante vosotros para que me conozcáis un poco mejor.

Nací en Perú, hace 34 años, vengo de una familia trabajadora emigrante, siendo mi padre de Burgos y mi madre peruana. Estas circunstancias me han permitido crecer con una idea amplia sobre el mundo, conocedor de tener dos países y dos culturas. Y, que los problemas que aquejan a este son globales y tienen que tener soluciones globales, sabiendo que la desigualdad en el Sur tiene detrás a los mismos que generan los desequilibrios en el Norte.

He cursado la carrera de Derecho, especializándome en temas de Derecho Constitucional, Derecho Administrativo y Derechos Humanos. Asimismo, me encuentro terminando el Máster en Servicios Públicos y Políticas Sociales en la Universidad de Salamanca.

Respecto a mi trayectoria profesional, he tenido la oportunidad de trabajar en diversos sitios en los que he podido desarrollar habilidades y visiones sobre las necesidades de la gente, a un lado y otro del océano. Me he desempeñado como jefe de proyectos dirigidos a la ciudadanía española en el exterior, asesor legal en temas de reclamaciones de consumidores y asistente legal en el Congreso peruano.

Motivación

En primer lugar me gustaría señalar que desde Podemos todas y todos somos partícipes de este proceso es un avance sin precedentes en la mejora de la democracia en nuestro país. De esta manera, considero que puedo poner mis capacidades y habilidades al servicio de esta confluencia de personas, talentos y ganas de cambio que conformamos.

Creo que al haber estudiado la carrera de Derecho he asumido un compromiso ético con los derechos fundamentales de las personas y con los valores que nos permiten tener una existencia como sociedad. De esta manera, me gustaría llevar ese compromiso más allá, participando en la Comisión de Garantías Democráticas, velando porque este proceso siga siendo de todas y todos, siempre abierto a la gente que asume que esta sociedad es de todas y todos y que no es posible cambiarla si no es con la suma de todas y todos.

Por otra parte, considero que la existencia de diversos compromisos asumidos en el Documento Ético, aprobado en la Asamblea General, supone un espacio a salvaguardar, para que no retrocedamos en lo avanzado, para prevenir y controlar que este proceso que se precia de ser común nunca caiga en manos de pocos, para que Podemos siga siendo de la gente, desde la gente y para la gente.

Vídeo