Raimundo Viejo Viñas

Raimundo Viejo Viñas

Biografía

Nacido en Vigo (Galiza) aquel 15 de agosto de 1969 en que, al otro lado del Atlántico, comenzaba el festival de Woodstock. Pertenezco a la generación del Cojo Manteca, la reconversión naval y el 14D. Activista en diversos movimientos sociales desde hace un montón de tiempo, he formado parte de colectivos tan dispares como Indymedia o Attac y he realizado incursiones en la política de partido en IU y Espacio Alternativo, desde donde siempre acabé volviendo a la política de movimiento.

Tras la aprobación de la LOU, contra la cual luché durante aquel formidable Otoño Compostelano de 2001, tuve que emprender el camino de tantxs galegxs y migré a Suiza. Fui allí fundador del sindicato SUD-Genève y liberado del movimiento político solidaritéS. Participé en la organización de la contracumbre de Evian (2003) contra el G8 como integrante del Forum Social Lémanique.

En la actualidad trabajo como editor y coordinador de formación en el proyecto Artefakte, una institución que quiere y necesita arrancar en un nuevo régimen político. Soy además profesor doctor de Ciencias Políticas en la Universidad de Girona, donde imparto docencia tras haber pasado por las universidades de New Haven, Chicago, Pompeu Fabra, Lausanne y Santiago Compostela.

Desde lo local participo en Guanyem Barcelona, la candidatura de Ada Colau, y me cuento entre los firmantes del manifiesto Mover Ficha que lanzó este proyecto ilusionante y sorprendente que es Podemos.

Motivación

Vivimos tiempos de cambios acelerados, el régimen se encuentra en crisis y se nos brinda una oportunidad que no tardará en pasar si no la aprovechamos. Es hora de darlo todo, pues otra oportunidad no volverá a presentarse en años. Suscribí en su día el manifiesto Mover Ficha convencido de que era preciso hacer algo para reactivar la participación ciudadana, para reconquistar el espacio público y recuperar la ilusión. Esto hoy se concreta en Podemos y nadie que sienta la responsabilidad del momento que estamos viviendo debería guardarse sus capacidades para sí en lugar de ponerlas al servicio del proyecto común.

Así las cosas, he decidido presentar mi candidatura a este Consejo Ciudadano. Desde la convicción de formar parte de procesos colectivos mucho más amplios a los que aporto cuanto puedo y en la seguridad de estar formando parte de la reinvención de las formas de hacer política que reivindica nuestro tiempo. Espero poder contribuir desde Barcelona y desde Catalunya, con mi experiencia y conocimientos, al Consejo Ciudadano; desde la humildad y de la manera lo más constructiva que pueda. Confío en que entre todxs podamos constituir ese intelecto colectivo que requiere el momento.