Laura Pedernera

Laura Pedernera

Biografía

Me llano Laura Pedernera, nací en argentina el 15 de diciembre de 1965, y vivo en Tenerife desde hace casi 25 años.
Durante este tiempo he trabajado en varias empresas como administrativa y vendedora, hasta que a medidos del año 2000 pude estudiar en la Universidad de La Laguna la licenciatura en Pedagogía y dedicarme a mi vocación, que es la educación social. Trabajé en ese ámbito, para la administración local, hasta que los recortes en políticas sociales despedazaron la mayoría de los proyectos de inclusión.
Actualmente, retomando la formación, estoy cursando el segundo año del Máster en Estudios Feministas, y pendiente de la lectura del trabajo final del Máster en Intervención Social y Comunitaria, ambos en la Universidad de La Laguna.
Laboralmente, de manera autónoma, me dedico a la impartición de charlas y talleres, para la prevención de la violencia de género, la difusión de temas relacionados con la igualdad y la participación ciudadana.
En el ámbito de la militancia social, participo en Plataformas Ciudadanas (como la Coordinadora de las Marchas de la Dignidad 22M y la Plataforma por la República de Tenerife), y en el recientemente creado Círculo Podemos Feminismos Tenerife.

Motivación

Nos habían habituado a creer que votar cada cuatro años era democracia, pero las acampadas de los y las ingidnag@s del 15M terminaron de abrirnos los ojos, y ahora el pueblo trabajador está dispuesto a demostrar que la democracia es otra cosa, que es posible la participación ciudadana, y que SI QUE PODEMOS.
Estas candidaturas constituyen una oportunidad para impulsar la participación, desarrollar un proyecto de emancipación y de ruptura con el régimen caduco que está agonizando, para trabajar desde la horizontalidad y la transparencia junto a otras personas “comunes” que venimos luchando año tras año, en los movimientos sociales, en las calles, reivindicando siempre a los de abajo para enfrentar a los de arriba.
En las Marchas de la Dignidad 22M estuvimos los de siempre, y también muchos más, porque miles y miles de personas salieron a la calle a pedir pan, trabajo y dignidad, y con estas personas yo me identifico, y a esa indignación popular tenemos que ponerle nombres y caras, para construir unas candidaturas populares frente a unos gobiernos al servicio de la minoría.
La democracia no nos da miedo porque PODEMOS ofrecer alternativas creíbles, y porque nuestras reivindicaciones son claras: trabajo en condiciones dignas, vivienda, educación, sanidad, igualdad y justicia.

Vídeo