Raquel Huerta Bravo

Raquel Huerta Bravo

Biografía

Nací en Madrid hace 26 años. Hija de madre abulense y padre nacido en Argentina por el exilio de mis abuelos. Me licencié en Ciencias Políticas y de la Administración por la UCM y acabando un máster de Comunicación Política también en la Complutense. Como todos los jóvenes de mi generación he tenido trabajos temporales de lo más variopintos: he sido azafata, encuestadora o dependienta, y en los últimos años tenía un trabajo de administrativa por horas y sin contrato. El exilio rondaba por mi cabeza cuando me ofrecieron venirme a Bruselas a trabajar en el Parlamento Europeo como asistente de Carlos Jiménez Villarejo, y ahora estoy trabajando con Tania González desde que Carlos decidió cederle el testigo. Con Tania sigo la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, trabajando duro para que allí se oiga nuestra voz, la voz de la gente corriente harta de que nos tomen el pelo, y para demostrar que PODEMOS no es una fuerza política testimonial, sino que hemos venido para quedarnos y cambiar nuestro país.

Motivación

Uno de los mayores retos que tenemos por delante en PODEMOS es demostrar que no somos un partido como otro cualquiera, por eso me presento a la Comisión de Garantías Democráticas. Quiero trabajar para garantizar que PODEMOS no se va a convertir en un partido de la casta, para velar por la limpieza y la transparencia de las cosas que hagamos, de los procesos que llevemos a cabo, de velar por el control democrático y por el cumplimiento de los compromisos éticos de los que nos hemos dotado entre todos. Quiero poner mi grano de arena en construir este proyecto tan ilusionante y garantizar que lo hacemos de la manera más transparente, limpia y democrática.